Automoción

Las normativas actuales obligan a los talleres a llevar un control estricto de los residuos que generan y a demostrar que los tratan adecuadamente.

Aunque el gran volumen de los residuos de la automoción que se generan en un taller o garaje son de carácter contaminante (la gestión de los cuales se realiza desde Llorens|rp, también podemos encontrar residuos susceptibles de ser valorados, como por ejemplo cartones, plásticos, maderas, hierros o baterías, entregando contenedores específicos para clasificarlos en origen.